Enfermedad cardiovascular

La disfunción del endotelio vascular (tejido que recubre la zona interna de todos los vasos sanguíneos) juega un importante papel en el desarrollo de arteriosclerosis y enfermedad cardiovascular. El exceso de ROS, pero especialmente del radical hidroxilo (OH), puede tener efectos perjudiciales sobre las paredes de los vasos sanguíneos y ser causa importante de deterioro vascular.

Beneficios

La administración de agua rica en hidrógeno previene el desarrollo de arteriosclerosis por su capacidad para limitar el estrés oxidativo en los vasos sanguíneos.

El agua rica en hidrógeno, por su capacidad antioxidante, especialmente del OH, ha demostrado proteger la vasculatura sanguínea de los efectos perjudiciales de las ROS derivadas del estrés oxidativo, manteniendo la respuesta vasomotora.

Estudios

En el ámbito cardiovascular, los efectos del hidrógeno molecular han sido bastante bien estudiados a nivel experimental y hay evidencias de su efecto cardioprotector frente al daño inducido por la radiación ionizante y de su efecto anti-inflamatorio y citoprotector en modelos de isquemia-reperfusión tanto en corazón como en cerebro y riñón.

La disfunción endotelial es una etapa previa al desarrollo de arteriosclerosis, que es una enfermedad inflamatoria crónica. Por tanto, mantener saludable el endotelio vascular es importante para prevenir la arteriosclerosis, que es el origen de la enfermedad cardiovascular.

Se han publicado numerosos estudios sobre los suplementos vitamínicos, como las vitaminas antioxidantes C y E. Sin embargo, no hay ninguna evidencia de que puedan reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

El agua rica en hidrógeno ha demostrado tener efectos anti-inflamatorios y, por tanto, puede prevenir la disfunción endotelial debida al daño oxidativo que precede a la arteriosclerosis o la enfermedad cardiovascular. El consumo diario de agua con alta concentración de hidrógeno puede ayudar en el mantenimiento funcional de la vasculatura sanguínea a través de dos mecanismos complementarios.

  • Neutralización de ROS perjudiciales.
  • Supresión de los eventos inflamatorios que causan la arteriosclerosis.